miércoles, 7 de diciembre de 2011

¿Quién es un guerrero?




¿Quién es un guerrero? Quien hace de la vida una búsqueda,
quien trata de sacarle sentido a cada momento,
quien valora la sabiduría y la compasión,
quien aprende a manejarse vital y existencialmente,
es todo sagacidad y está libre de violencia.

Es un guerrero el que entona el ánimo,
no desfallece, saca inspiración de la tristeza,
valora lo positivo y no se pierde en lo negativo.

Es recio y recto; procura ser ético y ecuánime,
intenta no caer en sus propias trampas,
convierte la vida en la gran maestra,
trata de liberar la mente
de engaños y autoengaños,
pretextos falaces y componendas.

Además, valora la inteligencia
clara y la ternura expansiva,
está siempre en el
intento de autodesarrollarse
para beneficio propio y de los demás,
vive sin odio entre los que odian,
con alegría entre los abatidos,
con confianza entre los desconfiados,
con júbilo entre los desolados,
con ánimo entre los desanimados
y con desapego entre los codiciosos.

La guerrería espiritual es una actitud,
un aroma, una presencia.

Puede ser un guerrero el estudiante,
el ama de casa, el hombre de negocios,
el campesino o cualquier persona
que procure un significado
de crecimiento interior a su vida,
que asocie el desarrollo
externo con el interno,
que esté en el intento y en el
empeño de abrillantar la consciencia,
de pulir la inteligencia primordial
y desenvolver el amor y la compasión.


Sabe vivir a cada instante con
consciencia lúcida y ecuánime…
o por lo menos no ceja en su intento de conseguirlo.

Es un guerrero espiritual el que
emprende la conquista de sí mismo.

Para ello no se aísla, prosigue con su vida cotidiana,
aunque en una dimensión de consciencia
y percepción diferente a los que no están
en la senda de la búsqueda;
vive instalado en el equilibrio,
no dejándose perturbar en exceso
por la ganancia o la derrota,
el encuentro o el desencuentro,
el elogio o el insulto.

No hay mayor conquista que la de uno mismo;
no hay mayor conocimiento que el conocimiento interior;
no hay mayor alegría que la que brota
de la fuente interna de serenidad
y no depende exclusivamente de los eventos del exterior.


Ama el silencio exterior, cuanto más el interior.

Remansándose en sí mismo,
en meditación fecunda, renueva su energía,
su visión clara, su ánimo estable.

Sabe que la limpieza del mundo
debe empezar con la de la propia mente.

En fin, trata de mantener la mente limpia...
para que haya lugar para Dios

Anónimo

jueves, 29 de septiembre de 2011

AUTOCONOCIMIENTO


AUTOCONOCIMIENTO
JUGANDO CON NUESTRO VAIVEN INTERIOR



Mucho rechazo nos produce sentir miedo, angustia, incertidumbre e inestabilidad, en fin perder la confianza en nosotros mismos, creyendo que hay algo malo en uno o en el entorno, y pensar que no hay respuestas faciles al alcance de la mano para enfrentar dichas emociones.

A medida que vayamos despejandonos del velo del olvido y que reconquistemos nuestra Verdad, iremos sintiendo con mayor fuerza que esta vida que estamos viviendo no es mas que un juego abierto a infinitas posibilidades de maniobrar, ya que es un tablero en blanco, donde vamos armando y desarmando composiciones de como queremos que las experiencias se vean para nosotros mismos y para los demas. De esta manera descubriremos que si las cosas a nuestro alrededor estan como estan, es producto de consensos que nadie nos ha impuesto, y que somos nosotros, y nadie mas que nosotros, los que podremos darle otra cara a nuestro dia a dia. Todo partiendo de como nos sintamos en nuestro interior y de como volquemos aquello en el mundo y en nuestras relaciones con las demas personas. Es asi que podremos visualizar la importancia de conocer nuestro interior, con todo lo que eso implica, reconociendo desde lo mas hermoso y luminoso, hasta lo mas aparentemente oscuro y nublado, aceptandolo como piezas de un rompecabezas que nos conforma; y que si falta una, luz u oscuridad, no estariamos completos. En eso se basa el encuentro de la plenitud y el bienestar interior, entendiendo que antes que sanar nada o cambiar algo porque no nos gusta de nosotros mismos, es necesario abrazarlo con tanto amor como si se tratara de otra persona, sin juicio y sin culpas. Porque cuando alguien llega a pedirnos compania porque esta sufriendo, no dudamos en escucharlo, entenderlo y contenerlo.

El autoconocimiento no es algo que podamos encontrar en metodos que nos dicen que solo hay una forma de crecer y de conocernos, o en experiencias que otros hayan vivido, buscando la garantia de que si a otro le funciono, a nosotros tambien. Aquel ser que triunfo en su caminar, tuvo sus propios miedos dentro de sus propias circunstancias de vida, son distintos caminos y distintos momentos; y esta bien, habra un miedo fundamental para todos los humanos, que crea otros pequenios miedos, pero intenta verlo y aceptarlo cuando hayas amado lo mas cotidiano, lo que esta mas cerca, aquellas incertidumbres diarias y mas faciles de ver, hasta que en algun momento estes en condiciones de mirar a los ojos ese miedo primordial. Por ahora, acepta que existe y que ya llegara tu momento de verlo y abrazarlo. A la larga, enfrentar esa incertidumbre en el propio camino es entregarnos a la total posibilidad del encuentro intimo con nosotros mismos. No existe una forma mala o buena de hacer las cosas, sino una forma propia de caminar, y en ese andar no puedes errar, porque solo tu conoces tus miedos e incertidumbres, asi como tus certezas y fortalezas que te diran cómo avanzar.

De esta manera, al entregarnos al vacio que se produce cuando entramos de lleno en nuestra oscuridad, nos daremos cuenta de una u otra forma que no hay a que temer. Desparecen las instancias de riesgo externos e internos que nos desempoderan. Iremos conociendo y haciendo conciencia de que es lo que nos pasa, dejando de luchar con nosotros mismos; habremos despertado a algo nuevo, liberador y verdadero: habremos despertado a nosotros mismos.

Encontrarnos cara a cara con nuestros miedos es una de las formas en que el miedo desaparece, y cuando el miedo desaparece, estamos en condiciones de jugar, de ponerle ese tinte ludico que solo un Maestro puede ponerle a la vida. Sonreir, respirar, estar, disfrutar…

Jugar. Jugar en la conciencia de que sucede con tal o cual angustia, o con tal o cual miedo. La inestabilidad es parte de la vida en dualidad, forma en la que aun estamos inmersos. Existen polos, por lo tanto el equilibrio interno consiste en permitir que el pendulo -que va y viene- se mueva en libertad, de un lado para otro. El equilibrio no es estatico y neutro, la vida se mueve, el planeta se mueve, nosotros nos movemos, y nuestras emociones tambien pueden moverse. Permite que asi sea, ya que es en ese movimiento que reconoceras tu propio vaiven y podras mecerte tranquilo en el. Un unico vaiven, porque tu eres unico y tu vibracion energetica es unica; ese es el juego, de lo contrario aun estariamos en la Fuente de Origen donde no hay dualidad ni separacion…, y la paradoja es esa, para reconocer La Unidad , es necesario que aceptes tu individualidad, tu singularidad, y amarla.

Jugar. No pretender que el miedo, las incertidumbres y la inestabilidad no nos afecten, como asumiendo que no existen, y que todo esta bien si no las sentimos. La verdad es que todo esta bien siempre, en la paz interior que da la aceptacion del vaiven.

Jugar. Nada aparece en nuestras vidas si no estamos en condiciones de vivirlo. Es mas, nosotros mismos optamos por tales experiencias para recordar. El Maestro que eres sabra descubrir la herramienta que cada una de estas experiencias trae para ti. Son como la pelota que chuteamos al jugar futbol, nos permite jugar, pero al mismo tiempo no es el juego en si ni tampoco el jugador. Es un accesorio. Las emociones muchas veces pretenden encerrarnos en la perspectiva de que nosotros mismo somos ellas. Soy miedoso! Soy tan inestable! Mentiras, puras mentiras. Tu no eres ni podras ser nunca una emocion, tu eres un jugador de la vida que se permite vivir las emociones para recordar sus propias potencialidades de Ser creador y divino. Ese es el juego, ese es el recuerdo!

Hoy sali una hora mas tarde de mi casa para ir al trabajo…, uuuuuy! Que pasa? A que le temo? Sin duda llegare tarde, y me sancionaran de alguna manera, tal vez en dinero, o tal vez me suspendan, o hasta me despidan. Es ese el miedo? O quedarme sin un piso estable para pagar mis deudas, y poder comer, que a la larga me llevara a una tremenda inestabilidad frente a la vida. Es decir, existe el miedo a no ser capaz de confiar en que en la vida solo hay abundancia para aquel que pierde el miedo, y aquel que deja a un lado la forma de vida en sobrevivencia, y se entrega a Vivir. Ese es el juego. Me entrego a la propia creacion de las experiencias de vida que me hablen de mi mismo, para hacer conciencia de quien en Verdad Soy…, al final del dia me podre reir de mi mismo y sentir cuan hermoso soy en Verdad. Con miedos y todo.

Pero te sugiero algo previo, para que no caigas en sentirte incapaz de no tener miedo, y juzgarte por eso.

Hoy voy a aceptar que no me atrevo a salir una hora mas tarde para ir al trabajo, porque me da miedo que me despidan y no estoy en condiciones de enfrentar el miedo a la inestabilidad en la vida. Eso es conciencia de ti mismo, eso es amor incondicional, eso te liberara. La sola posibilidad de sentir que todo esta en orden tal y como esta, que hay algo mayor en lo que uno tambien participa y que esta en orden tal como esta, abre una nueva perspectiva de ti mismo y del mundo, en la que la no lucha con tus partes aparentemente oscuras, te permita ver la herramienta en ellas y usarla. Usar la herramienta como todo un Maestro.

Conformismo? No lo creo. Es dejar de luchar y comenzar a jugar. Es amor.

Sentirse conformista y criticarse por ello, es tal vez, solo tal vez, jajajaja, el miedo a no estar haciendo las cosas como se debe, o sea, miedo a no hacerlas bien, miedo a sentir que no estoy trabajando por ser mejor, que no estoy sanando mis partes malas. Que pasa, querido, si lo haces mal? Que pasa si te equivocas? Que pasa…?

Busca justamente en eso para conocer ese miedo que no te permite hacer las cosas distintas a como el mundo te dice que debes hacerlas. Cual es tu miedo? Entregate a la conciencia de ese miedo y abrazate en eso. Acepta ese miedo, y sigue por un tiempo haciendo las cosas como se deben, mientras la conciencia que has adquirido se asiente y te permita perderlo; perder el miedo y actuar como tu corazon te diga, en la certeza de que eres hermoso y perfecto por esencia, y que solo el miedo en tus actos te puede llevar a herir o daniar, y que por el contrario, el no miedo te da la certeza de que quien habla en tu interior, quien guia tus pasos, quien susurra en tu oreja, quien te abraza a cada instante, quien te contiene a cada momento, eres tu mismo, porque tu mismo eres Dios, Ala, Jehova, El Universo, los Angeles, o como quieras llamarte....

Solo la realizacion interna te llevara a la realizacion externa, porque como ES adentro, Es afuera. Por ahora, ama con ternura y pasion tus miedos, tus incertidumbres y tu inestabilidad, para que cuando menos lo esperes -porque ya no habra control de los tiempos- empieces a jugar y crear a voluntad en esta vida, en esta Tierra. Aqui, porque aqui quisimos venir a recordar.

Disfruta y disfrutate siempre.

Autor desconocido

jueves, 9 de junio de 2011

Somos únicos e irrepetibles

El amor paterno individualiza absolutamente a cada personalidad como un hijo del Padre Universal, un hijo sin duplicado en el infinito, una criatura volitiva e irreemplazable en toda la eternidad.
Libro de Urantia. Pag.138